Spaanse tekst 2015

(Jan de Jager, Relámpagos, Vol. 1, Ed. Viajera, Buenos Aires, 2014, pp. 166-167)

Secreta de confecion 

Esta carta me fue mostrada por el entonces obispo anglicano de la Argentina, el obispo T., quien me comentó que contestó pidiendo la información ofrecida, sin obtener jamás una respuesta.

El obispo no pudo localizar tampoco a ninguna Srta. Grisaert en Buenos Aires. Es probable, además, que la carta haya estado destinada al obispo católico apostólico romano de San Isidro, confundiendo el autor un obispo con otro.

“Sao Paolo 29/7/86

Su altesa,

este carta esta secreta de confecion. Cuenta mia historia: eu ahora sou en Sao Paolo, Brasil. Sou nacido en Belgica y vivía en Buenos Aires vente años. Para eso escribe usted. Tiene mujer húngara y tres hijos.  Eu católico y ela no. Hijos tambien. Quiere dicer dos hijas, un hijo. Escrive esta carta para yo sabe que puede hacer.

La historia es terribel y esta idioma no sirve me para dicer.

Pero eu conoce usted y aquí no puede contar nadie, y en Belgica tambien no.

Es extremamente feo,  casi no puede creer ni dicer. Mi cerebro es explota, y meu corazón también. Que hace, señor bispo, que hace? Cria mis hijos desde mi mujer muere en internado en Martinez, cerca su casa de usted. Yo trabaja todo posible. El señor no sabe todo que yo hacía para pan de mis hijos.

Y ahora la terrible problema, la espantosa.

Yo aprende por mis hijos y otdro informacion que mi hija menor, mi hija, esta muy criminal, muy criminal.

Yo como papa de ella, no puede denunciar, no puede acusar. Quiere mucho mi hija, mucho. Ahora digo: ella hace esto: uno grupo internacional (como una maffia) buscabas para niños enfermos de diferentes organes para operar.

Ella ayuda esto grupo, ontvoeren (no sabe la palabra) niños para sacar organes y poner en operacion en los otros que paga. Después mata niños ontvoerd. (Después que ella saca todo organe.)

Muy criminal!!!!

Donde aprende ella esto??? Y Diga Usted que haga yo? Diga policia o no?? Yo papa de ella, ella en Buenos Aires faze esto. Usted dice: usted es (ilegible) y escribe y yo manda toda otra carta, con information de esto horrible. Su Altesa Usted da penancia. Y despues puede eso.

Muchas gracias.

Escribe humilde y desesperado,

J. Grisaert.”